Y entonces, ¿con el tubo que hacemos, jefe?

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. el gincho dice:

    meter ese tubo en el salón de la casa del alcalde. también se puede seccionar y ver que cataclismo puede pasar XDDD

  2. Leonor dice:

    ¿Eso es un tubo de saneamiento?

  3. El apa dice:

    Muy sencillo taparlo cuanto antes¡¡¡¡ Aunque a más de uno se le ocurre usarlo como viga de cuelgue de un forjado ejjeje.

  4. fractalside dice:

    Solución: Cambiarle el nombre de “tubo” a “viga maestra” 🙂

  5. Juan dice:

    Respondiendo a la pregunta del encargado; limitarse a hacer su trabajo, siguiendo la cadena de mando o responsabilidad directa; 1º. preguntar al anterior jefe de obra, 2º. al arquitecto de la misma y/o al proyectista, e instarle que dé solución a un error o imprevisto suyo o, 3º.- hacer lo mismo con el área de urbanismo de ese ayuntamiento o en última instancia que le pidan responsabilidades al alcalde o a la empresa de aguas de la zona, previa exigencia de explicaciones convincentes de dicha empresa de aguas. Aunque tampoco hay que descartar fallos de emplazamiento, replanteo o cambios de proyecto sobre la marcha, que cosas peores sen han visto.
    Y el aparejador, sin quitarle mérito que haga su trabajo honéstamente y si en última instancia le dejaran la responsabilidad de darle solución a ese asunto es que antes tendrían que dimitir o ser depedidos todos los anteriores. Saludos y P.D.:

    Si demuestras capacidad y actitud al solucionar el problemilla después de un trabajo de detective, alguien se enfadará casi seguro contigo en el mejor de los casos……, o si el constructor quiere que le soluciones su problema es que a lo mejor no le interesa que nadie sepa la verdadera causa de ese fallo…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *