Puerta al abismo

Sergio Pena Corpa

Arquitecto técnico, MUI en Arquitectura e Ingenieria. Experto en patología y rehabilitación en construcción y arquitectura. Autor de varios artículos y libros relacionados con la construcción. ¿Quieres resolver algún problema, estamos a tu disposición? www.sergiopenacorpa.com

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. el gincho dice:

    ummmmmmm… buena idea, ya sabemos a donde van los malos estudiantes, desde el pasillo se verá “sala de castigo”, además, bien currado por la altura del edificio…

  2. el gincho dice:

    (el agujero del techo está para que pasen sin problema las almas inocentes…)

  3. el gincho dice:

    de hecho hay dos agujeros en el techo, intuyo que hay modo ‘puerta’ y otro que es ‘ventana’

  4. Merucu dice:

    Que juego da eso para novatadas, madre 😛

  5. Alkar dice:

    ¡Anda, mi Alma Mater! 😀

    Los que estudiamos allí la llamamos “La puerta de reclamaciones” (> >)

    Pero lo mejor fue cuando algún ingenioso le dio por pintar siluetas blancas con tiza en el suelo, bajo la zona donde está la puerta…

    Y por cierto, para llegar hasta esa zona hay que bajar por las “Escaleras de Chiquito”. Tienen escalones con tabicas muy bajas, pero con huellas demasiado grandes como para subir de dos en dos, así que cuando ves subir a la gente parece que están dando pasitos cortos tipo Chiquito de la Calzada. Hay que verlo para entenderlo en todo su esplendor.

    Algunos de esos agujeros ahora tienen un techadito que evita que los alumnos tengan que usar paraguas para ir de un aula a otro.

    Como todos los pasillos son abiertos (cada edificio es un módulo independiente), en los días de invierno tan sólo deseábamos dejar atado al arquitecto a dos pilares durante un par de horas, en gayumbos, para que supiera lo que es el dolor. En algunas facultades reparten condones y la gente se alegra, pero allí preferíamos que repartieran frenadoles.

  6. el gincho dice:

    en resumen, los arquitectos estuvieron descojonándose durante el proyecto

  7. xavitron dice:

    Pues yo creo que estos agujeros en el forjado eran indicaciones en el plano que marcaban algún detalle 🙂

  8. Adfer dice:

    Es curioso, no he sido el único que ha visto como puerta al más allá los agujeros circulares de la losa…, y cuando estaba en trance…zas!! la puerta. jeje

  9. María dice:

    Os gustará saber que no es el único edificio de estudios universitarios de Andalucía donde ocurre lo de la “Puerta al vacío”, en la Facultad de Biología de Sevilla también tienen una. Debe ser que por aquí se estila el desafío a la gravedad en las revisiones de exámenes, si la vences te aprueban………Un saludo.

  10. Scaglia dice:

    ¡OH, POR DIOS!

    Yo soy argentino y en la Universidad de Quilmes también tenemos una puerta al vacío en las zonas ruinosas del fondo. Para colmo le han pintado un grafiti con el símbolo de infinito.

    Esto es obra de una logia docente internacional.

    ¡Los Iluminatti han regresado! ¡El Anticristo viene en camino! ¡Salvanos, Buda!

    Atte. Scaglia

  11. Porilo dice:

    Vaya risas me he echado con lo de la puerta al vacío.

    ¿Pero quién ha diseñado esa facultad? ¿Jodido Estúpido Johnson? Los arquitectos no estaban descojonándose, estaban fumaos. Así a ojo debe haber 15 – 20 metros de la puerta al suelo!

  12. Eduardo Ortega dice:

    Esa puerta lleva años, y ya que lo ponen como un descubrimiento que saquen fotos también a la puerta que hay dentro de los baños casi pegada al techo, la vista aérea de la facultad, etc…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *