Introducción

canaleta_pvcLa pintura al clorocaucho se ha convertido a lo largo de estos últimos años en un producto de uso extendido en el oficio de la construcción. A pesar de las distintas calidades dentro de este material y de los desaguisados que llega a producir un inadecuado empleo, aun siguen empleándose de forma errónea en multitud de situaciones. Hoy quiero explicaros un caso real.

Caso del día

El caso de hoy, estamos ante una canalización perimetral de una piscina cubierta. Como os podréis imaginar, este sumidero está expuesto a todo tipo de agresiones, ya no solo por el permanente contacto con el agua sino por el cloro y demás productos que pueden ser perjudiciales al material. El principal error, es emplear una pintura al clorocaucho para impermeabilizar una superficie que está casi permanentemente en contacto con el agua.

Canaleta con clorocaucho

Casi después de un año de su aplicación aquí podemos observar cual es su resultado final: La pintura se ha convertido en una especie de goma totalmente inservible.

Clorocaucho_muerto
Emplear esta pintura como “impermeabilizante” del canalón lo que genera es un gasto enorme de mantenimiento que no llega a garantizar ni un año de durabilidad.

Conclusión

Es muy importante que tengamos siempre presente la siguiente pregunta: ¿qué es lo que tenemos que “curar”?. En función de esa enfermedad, iremos a un tipo de producto/sistema u otro. Acordaros que como técnicos debemos marcar la diferencia respecto de otros, una parte que marca la diferencia es saber explicar a nuestros clientes/colaboradores porque se tiene que emplear una cosa u otra.