El otro día hablabamos de recalzar un muro de carga y J. pregunto que porque, no se hizo un sistema de “Jet Grouting”. Al leer el termino, pensé: ¿todo el mundo sabe lo que es eso?.

Y aqui estoy publicando un post explicando en que consiste dicho sistema:

Según el artículo 677 (Orden de Fomento 1382/02) es:

Es un proceso que consiste en la desagregación del suelo (o roca poco compacta), mezclándolo, y parcialmente sustituyéndolo, por un agente cementante (normalmente cemento). La desagregación se consigue mediante un fluido con alta energía, que puede incluir el propio agente cementante.

Y en base a ese artículo hay varios sistemas:

–> Sistema de fluido único: Cuando la desagregación y cementación del suelo se consigue con un chorro de un único fluido a alta presión que, en general, es una lechada de cemento.

* Sistema de doble fluido (aire): Cuando la desagregación y cementación del suelo se realiza por un fluido, normalmente lechada de cemento, asistido por un chorro de aire a presión que actúa como segundo fluido.

* Sistema de doble fluido (agua): Cuando la desagregación del suelo se obtiene por un chorro de agua a alta presión, utilizando como segundo fluido una lechada para conseguir la cementación del suelo.

* Sistema de triple fluido: Con este sistema la desagregación del suelo se consigue por un chorro de agua a alta presión, asistido por un chorro de aire a presión, utilizando como tercer fluido una lechada para conseguir la cementación del suelo.

Esquema del proceso de Jet Grouting Fte: Layne Christensen Company.

jet grouting

Y en wikicommons podeis encontrar imagenes de la maquina:

Ahora nos preguntamos: ¿Cuando es mejor emplear este sistema que otro para reforzar nuestra cimentación?

Este sistema es muy buena solución cuando tenemos una cimentación superficial de baja calidad. Al disponer de cimentaciones de edificios antiguos: Mamposteria en seco, gravas , cascote, hormigones muy pobres con mala granulometría, etc… generalmente bastante degradados, suelen tener un aglomerante muy bajo en dosificación. Por lo que quedarán  oquedades aptas para rellenar con nuestra inyección de lechada o mortero de cemento.

La ventaja principal es que la puesta en carga está asegurada en el mismo momento de ejecución.

El mayor incoveniente es la incertidumbre de trabajar a “ciegas”, sin saber durante la operación si hemos inyectado correctamente toda la masa. Bien es sabido que después de realizar las operaciones podremos realizar ensayos para verificar la inyección.

Recomendaciones:

Verificar correctamente el terreno (si es o no permeable) pues puede que estemos inyectando en zonas donde no deseamos, debido a la permeabilidad del terreno puede que la lechada se nos dirija a otra zona no deseada; para evitar esto se recomienda realizarlas desde el fondo y el contorno, esperando al fraguado. Con esto, conseguiremos una barrera impermeable y controlada, finalizaremos la operación de abajo a arriba.

Y como no, es muy importante que los trabajos los realice una empresa especializada, que si no… ya sabeis lo que pasa.. que al final acabais inyectando la cimentación del vecino del al lado.

Si quereis mas información en:

Carreteros teneis más.

Tratado de Rehabilitación, Tomo 3 Patología y técnicas de intervención. Elementos estructurales.  de la ETS de Arq. Madrid. ISBN: 978-84-89150-24-9

Mejora de suelos con la técnica de Jet Grouting de Francisco J. Tsao Santín

e-mail: tsao@enelparaiso.org