Terrazas con desprendimientos

Sergio Pena Corpa

Arquitecto técnico, MUI en Arquitectura e Ingenieria. Experto en patología y rehabilitación en construcción y arquitectura. Autor de varios artículos y libros relacionados con la construcción. ¿Quieres resolver algún problema, estamos a tu disposición? www.sergiopenacorpa.com

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Curro dice:

    Claramente el problema ha sido una falta de recubrimiento, y parece que forzado por una mala colocación de la tabica del encofrado, ya que se aprecia como han picado el hormigón.
    Para solucionarlo tienen que demoler el ladrillo para dejar todo el tramo de armadura descubierta al aire, aplicar pasivador de armaduras y luego una mortero de reparación suficiente para que realice su función.
    Lo malo es que parece que es que han perdido el plomo del ladrillo visto, pero siendo última planta yo demolería el paño entero renovándolo aunque se pierda la alineación actual con el resto de la fachada.
    ¿que os parece? Que es mi primera intervención en el blog, no seáis muy duros conmigo y tened en cuenta que a lo mejor uso vocabulario de mi zona.

  2. einmumu dice:

    falta de pegamento imedio

  3. AI dice:

    Más que falta de recubrimiento, yo diría que la ejecución en su día fue algo “mala”, al “chapar-pegar” directamente el ladrillo al canto de forjado, sin capa intermedia, esto nos genera que el canto del forjado “escupa” el ladrillo poco a poco el mínimo moviento (estructura).

    La solución pasaría por poner una capa intermedia (ejem: malla fibra de vidrio) entre canto de forjado y ladrillo.

    En cuanto a lo del recubrimiento, pues tendriamos que garantizar los recubrimientos que nos marcase la EHE.

    Un saludo

  4. aparejador dice:

    Os diré mi punto de vista, porque así a simple vista pueden salir muchas opiniones y pueden ser todas correctas jeje.

    Fijaos que hay existencia de humedades, es decir una zona donde existe aporte constante de agua (véase moho y sales).
    Hemos realizado en obra un hormigonado a una viga-zuncho sin los recubrimientos mínimos para evitar que suceda lo que estamos viendo: Nuestra armadura se oxida-corroe (no voy a entrar al trapo si se dice asa o así eso es tema de otro post), por lo tanto aumenta de volumen y empuja el poco revestimiento de hormigón o mortero que le queda….
    Si sumamos que:
    –> El ladrillo es de mala calidad, fijaos como está dañado debido a las “eflorescencias” (os recuerdo un post donde hablé de este problema http://www.elblogdeapa.com/2010/05/05/eflorescencias-en-vivienda-ya-entregada/)
    –> En la zona donde se realiza el emparchado con el ladrillo visto, se coloca muy poca sección de ladrillo (osea punto debil, susceptible de romperse facilmente).
    –> Dilataciones, movimientos de forjado, se debería estudiar, en la foto parecen existir juntas de trabajo.

    Solución:
    Sanear la zona dañada, a ser posible eliminar ese ladrillo, que malo es por cierto.. y reparar las armaduras (una vez bien cepilladas y saneadas) con un mortero Sika o similar, apto para tal función (véase link primero de comentario).
    Llamar al arquitecto y aparejador de la obra que hicieron eso y recordarles que sí, que las cosas se estropean por mal diseño y ejecución.

  5. Eugenio dice:

    1º/ Sanear la zona eliminando elementos no consolidados.
    2º/ Aplicar un producto pasivador como recubrimiento de la armadura.
    3º/ Aplicar un producto que haga las veces tanto de imprimación consolidante como de puente de unión.
    4º/ Recrecer el espesor requerido con un mortero de reparación tipo R3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *