En el artículo de hoy veremos los tipos de mallas o cercados metálicos.

No es lo mismo utilizar malla o cercados para cerrar un jardín, donde prima la estética, que para un uso agrario.

Malla metálica de simple torsión

Malla ciclónica

También conocida como malla ciclónica, es la más común de todos, tanto por su precio como por su eficacia.

Está compuesta por acero galvanizado y su tela destaca por su forma romboidal.

Todo esto permite una gran versatilidad a la hora de cortarla, coserla y entrelazarla.

Gracias a ello es posible extender los metros de valla sin que se aprecien los cortes.

Otra ventaja de la malla ciclónica es un carácter todoterreno, que permite su uso sobre casi cualquier superficie, sin importar que cuente con elevaciones o relieves.

Además, es bastante sencillo de montar. Para ello basta con ser un poco manitas y contar con herramientas que puedes encontrar en cualquier ferretería de Girona profesional.

Mallas triple torsión

Malla triple torsión

Esta malla destaca por su estructura hexagonal tejida con dos alambres de acero galvanizado unidos entre sí formando zonas de tres torsiones enlazadas en sentido inverso.

Esto confiere al vallado de una mayor flexibilidad en todas las direcciones.

La malla de triple torsión, al estar trenzada sin nudos de fijación, evita cortes por rozaduras, por lo que su uso está indicado para todo tipo de corrales y granjas; así como para la protección de campos y cultivos.

Igualmente, gracias a su resistencia, también es muy recomendable para evitar la caída de piedras y escombros de los techos de cuevas y bodegas.

Mallas electrosoldadas

mallas electrosoldadas

Este cercado metálico está compuesto por alambres longitudinales y transversales cruzados entre sí de manera perpendicular y por medio de soldaduras eléctricas.

Su principal característica es su fuerte resistencia a la corrosión y a la oxidación.

Puede estar fabricada tanto en acero normal (posteriormente galvanizado) como en acero inoxidable.

Además, también cuentan con la ventaja de que son ligeras y que, como no tienen nudos de fijación, son fáciles de manipular y es posible su forma con relativa sencillez y sin riesgo de cortes.

Respecto a su uso, también está muy extendida para jaulas de animales y para la construcción, como refuerzo de losas, pavimentos y muros de contención, entre otros.

Mallas ganaderas

vallas ganaderas

A pesar de que las mallas de triple torsión y las mallas electrosoldadas también se utilizan con fines agrícolas y ganaderos.

Esta malla cinegética está especialmente diseñada para su uso como cercado de reservas de animales en grandes extensiones.

Gracias a su composición se evita la deformación de la valla si un animal de gran tamaño se apoya sobre ella.

Además permite el paso de pequeños animales, lo que preserva la fauna.

Paneles rígidos

paneles rígidos

Estos paneles están formados por alambre galvanizado y presentan una fuerte resistencia y una cuidada estética, por lo que su uso es apropiado para zonas residenciales y jardines.

Además ofrece una gran protección y una larda durabilidad, su montajes en bastante sencillo.

Debemos tener en cuenta que cada una de estas mallas las podemos encontrar en diferentes calidades, colores y modelos.  Pudiendo adaptarse a las características y necesidades de cada proyecto.

Conclusión

Como resumen y de forma esquemática os dejamos esta tabla para que podáis repasar todos los elementos anteriormente mencionados.