¿Porqué no se mojan los ladrillos?

Sergio Pena Corpa

Arquitecto técnico, MUI en Arquitectura e Ingenieria. Experto en patología y rehabilitación en construcción y arquitectura. Autor de varios artículos y libros relacionados con la construcción. ¿Quieres resolver algún problema, estamos a tu disposición? www.sergiopenacorpa.com

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. David Cejudo dice:

    Muy interesante.

    A mi me ha sucedido lo mismo cuando he visto albañiles sanear muros afectados por humedades y enfoscarlos con mortero de cemento.

    A mi pregunta de ¿porqué no emplean morteros de cal? me responden siempre: “eso de cal es muy antiguo, eso se usaba antes. el cemento lo deja bien saneao” y para rematar “luego con una pintura plástica esto no resuda ni ná”.

    Lo poco que he podido conocer viene a confirmar esa perdida de las buenas practicas constructivas.

    Un abrazo sergio. Mucho animo en tu nueva aventura por Francia.

  2. Tienes mucha razón Sergio, es una pena que por causa delos destajos se estén perdiendo buenas formas constructivas que luego traen montones de problemas y lesiones en los edificios, costumbres tan sencillas como la que comentasdemojar los ladrillos.
    Lo peor de todo es que se hacreado una generación que ha trabajado siempre enestas condiciones, que no conoce otra manera de realizarsu trabajo y que ha terminado por estar convencido de que esa es la manera correcta, por lo que nos queda una importantelabor de hacer ver a esa generación que no lo está haciendo bien.
    Por otro lado, estasituación obliga a los técnicos a pie de obra a controlar y vigilar situaciones que son obvias, propias del oficio que se deberían tener interiorizadas y que no debería sernecesario perder tiempo en ellas, sino utilizarlo en otros temas más técnicos, complicados o propios de la labor técnica. De esta maneralos técnicos no llegan a todo lo que tienen que controlar, cada vez son más y más tontas.
    Muy acertada tu reflexión.
    Un abrazo compañero.

  3. Xavier Sánchez dice:

    No cuesta tanto mojar los ladrillos. Aunque se trabaje a destajo, eso no debería de ser una excusa para que se hagan las cosas bien. De hecho si en el proyecto se indicara esto como una instrucción de ejecución correcta de la pared lo tendrían que hacer así.
    Siempre que sale este tema me gusta recordar que en el caso de colocación de piezas cerámicas en el baño o cocina con cemento cola no se deben de mojar estas, ya que entonces no se absorbería el agua con la cola que es la que permite el agarre necesario.

  4. Sergio Pena Corpa dice:

    Hola David, gracias por tus ánimos. Ya iré contando mucho más adelante como son las cosas aquí, cuando sepa bien el francés.
    Efectivamente se pierden las buenas prácticas porque la construcción tradicional, esos conceptos básicos no se enseñan o se trasmiten en detrimento del “todo vale” y como se paga aun estando mal.pues…

    Saludos.

  5. Sergio Pena Corpa dice:

    No sé hasta que punto indicar en un epígrafe de una Ud de obra “mojado de ladrillo antes de su colocación” supondría en el momento de la ejecución su personalización económica por no realizar la ud de obra completa al precio que se indicó. ¿Os imagináis que penalizamos en la certificación por no mojar los ladrillos? Sería curioso.

  6. Rubén dice:

    Hola Sergio. Buena apreciación. El ladrillo debe mojarse, pero no empaparse. Es bueno que pueda absorver una pequeña parte del agua, por capilaridad, para mejorar la adherencia entre el mortero y el ladrillo.

    En Perú esa práctica sí que se sigue llevando a cabo, claro, que el ladrillo suele ser tan poroso que si no lo hicieran, practicamente dejarían la masa seca. Alguna vez he metido uno de esos ladrillos en el bidón de agua, y el efecto es similar al de una aspirina efervescente…

    También quiero compartir una experiencia vivida aquí para demostrar algo totalmente contrario a lo que planteas. A veces lo considerado como “buena práctica constructiva” es erroneo.

    Resulta que en alguna ocasión me encuentro a los operarios regando las armaduras antes de empezar el hormigonado. Pero no riegan con agua, si no con una mezcla de agua-cemento. Cuando les pregunto que para qué hacen eso, me responden que así “el concreto coje mas fuerza”.

    Tuve que prohibirles que lo siguieran haciendo porque el resultado era que para cuando el hormigón llegaba a muchas de esas zonas, la armadura había quedado recubierta de polvo seco y mi preocupación era ya más por la posible pérdida de adherencia, que por ninguna otra cosa.

    Esa forma de actuar más que una “buena práctica” me pareció un “pago a la tierra”, es decir algo que ya se mete en el mundo de lo “chamánico”. Un mundo supersticioso que se entremezcla con lo cotidiano y da lugar a algunos curiosos ritos en el el mundo de la ingeniería. Pero esto os lo contaré en otra ocasión.

  7. Cuanta razón tienes Sergio!! La construcción es un sector en el que muchas veces la mano de obra carece de una formación específica para la labor que realizan. Creo que este es el motivo por el cual un acto tan sencillo como mojar los ladrillos queda sin hacer. No es algo en lo que se pierda mucho tiempo, no?

  8. Saúl dice:

    Interesante debate.

    No me dedico a la albañilería, pero si que de vez en cuando he de poner algún ladrillo. Cabe señalar, también, que de chaval estuve ayudando a un albañil en una reforma familiar, y una de mis obligaciones era que no le faltara ladrillo húmedo en el andamio… La suerte de que te toque un gran maestro, porque sigo aplicando la misma técnica.

    Tuve la suerte de aprenderlo en su momento, pero es que hay veces que empiezas a colocar cerámica (sin mojar) y de repente se te hace hasta difícil de trabajar porque el ladrillo le quita ipsofacto el agarre al mortero.

    No veo claro lo de colocar en el proyecto la forma de montar un ladrillo, pero sí algo necesario de comentar de “tu a tu” con el albañil, puesto que como comentáis, es una costumbre en desuso. Totalmente de acuerdo con Rubén, “el ladrillo debe mojarse, pero no empaparse”

    Saludos a todos.

  9. Tiempo y coste, frente a la calidad. Ese es el reto del técnico en empresa. Cuando las directrices marcadas por los altos mandos són que la obra tiene que estar ejecutada en un plazo imposible, por muy buena planificación que realicemos, y que tienes una baja en cuanto a coste que remontar, más alta que el K2, cuando esto pasa, y tristemente pasa muy frecuentemente, la calidad es la que más sufre. Y se eliminan o recortan procedimientos de buenas prácticas de construcción, cómo en este caso, mojar los ladrillos, pero tambien puede ser lo de tomar la última hilada con yeso, o el constante problema de las plaquetas en el canto de forjado,…
    Buena aportación. Un saludo a tod@s

  10. Yo he visto en Argentina que desde hace muchos años muchos albañiles no mojan los ladrillos, ni las paredes cuando van a hacer un parche. En mi opinión, creo que la única explicación de este hecho está dado por esa ley de Murphy que dice :”Si hay una forma de hacer las cosas mal, seguro que la encontrarán”.Para evitar esta práctica y otras equivocadas, los ingenieros y arquitectos tienen que estar presentes en las obras y no manejarlas desde los escritorios.

  11. Nader Belal dice:

    Muy buena reflexión, te felicito por ello, y me gustaría compartir una palabra que me lo dijeron el primer día que fui a una obra de practicas …

  1. 10 octubre 2013

    […] otro post reflexioné sobre porque no se mojan los ladrillos. Además de que todos los fabricantes y muchos de nosotros defendemos este tipo de operaciones, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *