La junta de dilatación perdida

Sergio Pena Corpa

Arquitecto técnico, MUI en Arquitectura e Ingenieria. Experto en patología y rehabilitación en construcción y arquitectura. Autor de varios artículos y libros relacionados con la construcción. ¿Quieres resolver algún problema, estamos a tu disposición? www.sergiopenacorpa.com

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Ginés dice:

    Totalmente de acuerdo contigo Sergio, sin embargo se me ocurre que quizá esa grieta no haya sido producida por dilataciones.

  2. rosa dice:

    Estoy de acuerdo con Ginés, esa grieta no es por problemas de dilatación, sino de espesor. Se han preocupado tanto de la dilatación que han descuidado la ejecución de la conexión de las dos arquetas. Creo que es muy probable que esa grieta es debida a un tubo que conecta a las dos arquetas y no tiene el recubrimiento de hormigón suficiente.

  3. Jose Carlos dice:

    Pues no, no es sólo un tema de recubriemiento. El problema es que la junta de dilatación está justo ahí: en el tubo. Y me explico: el tubo, lleno de aire no es más que un punto débil. Es mucho más fácil desplazar el aire del tubo y la losa de encima que desplazar el terreno y la losa, incluso en las zonas en las que se ha hecho el corte para intentar forzar la junta en un sitio. Por tanto, la grieta se produce este punto.

  4. Sergio Pena Corpa dice:

    Muchas gracias chicos por la observación del tubo. Efectivamente, ese detalle en su momento fue “imprevisto”. Unos comentarios excelentes. Muchas gracias.

  5. Carlos dice:

    Os explicare un poco debido a mi experiencia como pavimentador , el problema principal de ese tipo de fisuras es el tiempo que se tardó en hacer dichas juntas de retracción que es de vital importancia en este tipo de suelos

  6. Pablo dice:

    Junta de dilatación? o junta de retracción?. Mas bien son juntas de retracción y estoy de acuerdo con Carlos, el problema es que no se hacen cuando se deben de hacer, que es durante el curado de la solera y no posteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *