cerramiento exterior desgastado

cerramiento exterior desgastado

Los daños por erosión en fachada pueden ser causados por agentes físicos, químicos o la combinación de ambos.

El tema de hoy es la erosión del cerramiento exterior visto de ladrillo, cuyo zócalo está chapado por piedra. Y en las dos primeras hiladas están las piezas dañadas.

Introducción

Entre uno de los principios de los zócalos de este tipo de viviendas es evitar que el rebote del agua de lluvia dañase la fachada de ladrillo, así como reducir la suciedad,

El detalle constructivo en origen está bien pesando: chapado en piedra el zócalo hasta un metro de altura y luego el cerramiento cara vista.

Sin embargo, no funciona. Las dos primeras hiladas están totalmente desgastadas.

Causa del daño

Afeccion agua de lluvia en cerramiento
Fases erosión agua en ladrillo
Si nos fijamos en los croquis de la izquierda, podríamos explicar el origen del daño. El agua de lluvia rebota en la piedra que hace forma de “alero” y golpea el cerramiento de ladrillo. Este suceso realizado muchas veces, provoca que el ladrillo se desgaste.

A falta de realizar una toma de muestras del ladrillo, para saber si es eflorescible o no. Podríamos añadir los daños por sales. Es aquí cuando se considera además del daño físico el químico. El agua depositada en el interior se evapora, dejando las sales que estaban en su composición, estas aumentan de tamaño, de modo que rompen parte del material. Este proceso repetido muchas veces, da lugar al desgaste de las piezas.

El caso de heladicidad es parecido, el agua que está en los poros de las piezas de ladrillo, se congela y aumenta su volumen. Generalmente se manifiestan estos daños por su forma en “lajas” o “laminación”.

Eliminación de la causa

Dado que como no podemos evitar que llueva, tendremos que hacer otra cosa. Deberíamos eliminar el rebote del agua de lluvia, para ello una de las soluciones en eliminar la albardilla y dejar el zócalo continuo. De este modo evitaremos que el alero permita el rebote de las gotas del agua de lluvia sobre el cerramiento de fachada.

Afección agua de lluvia fachada de ladrillo visto con zocalo de piedraPor lo que he creado este croquis donde explico una solución práctica y barata. Es decir eliminamos las piezas a modo alfeizar, de modo que dejamos todo el paramento liso.

Nota: Comentar que sería preciso hacer una cata para conocer exactamente este detalle que he dibujado, porque puede que el zócalo en vez de ser chapado de piedra podría ser un muro de piedra. Ahora solo queda dar una solución de reparación, eso lo veremos en el post de la semana siguiente.

¿has tenido un caso parecido? ¡Anímate y compártelo con nosotros!

¿Quieres aprender más sobre el mundo de la patología y de la construcción? Te invito a suscribirte y ver mi canal de tutoriales de construcción en youtube, ¡totalmente gratis!