Los 10 Errores Graves de una Constructora que debes evitar, si no quieres afectar de forma negativa a los resultados de tu empresa, y cuyo análisis iniciamos en el post anterior revisando los 5 primeros.

Si recuerdas éstos primeros errores eran los siguientes:

  1. Carencia de conocimientos del negocio de la construcción por parte de la Dirección de la empresa.
  2. Gestión e integración del personal de nueva incorporación.
  3. Escasa valoración del  trabajo del equipo de obra.
  4. Mala distribución de recursos humanos y falta de seguimiento.
  5. Falta de control de costes y de su seguimiento.

Si no has tenido oportunidad de revisar éstos, te invito a que lo revises ahora: Los 5 Primeros Errores Graves de una Constructora.

En el artículo de hoy terminamos de analizar los 10 Errores Graves que muchas empresas cometen, en mayor o menor medida, y que afectan directa o indirectamente a su beneficio y a la motivación de su personal (como ya recalcamos, por su importancia, en el post anterior).

No dejes de revisar tu propia organización para asegurarte que no se está cometiendo en la misma ninguno de estos errores, que son:

6. Dilación en la toma de decisiones.

Si hemos detectado una situación a corregir, ¿qué sentido tiene esperar para corregirla?

Las consecuencias negativas de esta tardanza se multiplican y dificultando aún más la consecución de los objetivos de la empresa.

En mi experiencia en obra, y en la observación de experiencias ajenas, he aprendido que los problemas aparcados, aparte de que nos pesan…, acaban haciéndose más grandes, cuesta más solucionarlos, cuesta más mitigar las consecuencias negativas derivados de ellos (más esfuerzo, más recursos, más tiempo, más dinero…).

Y si alguien piensa que puede tapar o enterrar un problema, o puede dilatar su resolución sin efectos secundarios negativos, se equivoca: tarde o temprano, le saltará con más fuerza, y con más temas que solucionar o con los mismos pero más complicados y en un estadio más avanzado.

Las causas por las que una Dirección de empresa puede retrasar la resolución de problemas detectados, son  varias:

  • Por falta de organización.
  • Por falta de tiempo.
  • Por falta de comunicación.
  • Por falta de ideas.
  • Por falta de recursos necesarios para su resolución.
  • Por falta de conocimiento de dichos problemas.
  • Por falta de previsión.
  • Por falta de confianza, no delegar.

Cualquier motivo consecuencia de la dilación en la toma de decisiones y acciones resolutivas, tiene que ser atajado, sin más dilación, también.

Además, alguno de ellos por sí solos, o en combinación, constituyen Errores Graves de Constructora, en los que estamos profundizando para evitar que se produzcan.

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

 7. Organización, comunicación y trabajo en equipo de los diferentes Departamentos.

 Este error para mí es el más habitual, y creo uno de los más graves.

Que en una empresa prime el interés particular  de un departamento, por encima del interés u objetivo de la empresa es algo difícil de entender, e insisto, es uno de los más habituales.

Los motivos de que este error sea tan habitual, son algunos de los que enumero a continuación:

– La Dirección de la empresa, no detecta estos hábitos, o falta de trabajo en equipo, y en algunos casos, con políticas erróneas, lo fomenta sin saberlo.

– Los Jefes de los diferentes departamentos, contribuyen a fomentarlo, al no practicar la comunicación y colaboración con otros responsables.

– Y el propio empleado es quien con su actitud acaba por colocar en la escala de prioridades; sus propios intereses personales o los de su departamento; por encima de los intereses reales de la empresa, entre otros motivos, porque es lo que ve en su jefe.

Lo curioso de esta forma de trabajar, es que al final, se acaban obstaculizando y haciendo más lentos y trabajosos todos los procesos internos de la empresa, y en ocasiones, llega a dificultar las tareas que toda empresa debería vigilar y fomentar: la atención al cliente y cuidar sus beneficios económicos.

Es un error pensar que la responsabilidad de atención al cliente y, por tanto, cuidar los beneficios de una empresa, es una tarea de la que se tienen sólo que ocupar determinados departamentos (Estudios, Comercial, Producción…).

Y que una empresa trabaje así, denota falta de compromiso, o falta de claridad, en la consecución de los objetivos de la empresa. Empresa constructora que, dejando temas financieros aparte, obtiene beneficio económico ejecutando obras.

Muchas veces sencillamente el problema es:

8. Falta de definición y seguimiento a las funciones de cada puesto.

Cuando en una empresa constructora no se han definido y asignado todas las funciones (de todos los empleados de cada departamento), analizando posibles lagunas en su organización, y solucionándolo, al final la mayoría acaban optando por la solución cómoda, que es desarrollar el trabajo que tienen encima de la mesa, sin querer ir más allá.

Lo malo es que estas funciones cada vez son más limitadas, y esto necesariamente lleva a fomentar personal con poca iniciativa, cómodo, poco resolutivo.

Y si queremos que los temas salgan ante tanta pasividad, habrá personas que tengan que hacer más, para que todos juntos lleguen a la meta..

Es responsabilidad de una dirección de empresa que esto no ocurra y que entre los diferentes departamentos se conozcan las adversidades de cada puesto, exista cooperación, prime el objetivo común al individual, se fomente la comunicación, se definan responsabilidades, se definan prioridades, los responsables de cada departamento hagan lo propio entre ellos, dando ejemplo, y generando empatía entre el resto del personal.

Muchos piensan que compitiendo, de mal rollo entre unos y otros, se consiguen más. Lo cierto es que no:

  • Porque cuando enfrentas a las personas se dan situaciones donde alguien sale ganando y otro sale perjudicado, o por lo menos así se siente, y cuando esto ocurre el tema deja de ser profesional y se vuelve personal.
  • Dos personas enfrentadas dejan de mirar los objetivos de su empresa, y su lucha está dedicada a salvar su orgullo o a mantenerlo.
  • Y depende de los valores y la naturaleza de cada persona, esto puede derivar en muchas zancadillas, a veces, entorpeciendo el trabajo del otro, y de sus objetivos.
  • Los problemas sin cooperación son mucho más difíciles de solucionarse.
  • Los jefes que no resuelvan estos conflictos pierden liderazgo ante sus empleados.
  • Las personas acaban sintiéndose poco respetadas, o valoradas, y por tanto, desmotivadas. Y ya hemos hablado la diferencia en logros del personal motivado al desmotivado; la diferencia es abismal.
  • Muchos, los menos ocupados, dedican más tiempo a estrategias para perjudicar a otros, que a trabajar.
  • Se deja de trabajar en equipo, falla la comunicación.
  • Se desequilibra demasiado las fuerzas, las tareas que desarrollan unos y otros.
  • Acaba generando, esta situación, más problemas que soluciones.

 Los empleados de una empresa no pueden ser parte del problema, tienen que ser parte de la solución.

Muchas veces se habla en obra que si pones a dos oficiales juntos se pican entre ellos y producen mas, esto es cierto, yo lo he comprobado en mis obras, pero la diferencia estriba, en que su objetivo es hacer más m2, no tienen otro objetivo más allá de este por el que tengan que trabajar en equipo entre los dos oficiales.

Eso sí, el oficial y su ayudante sí deben trabajar en equipo, si entre ellos se picaran… habría menos producción realizada.

9. Falta de estrategia y  preparación de las reuniones/negociaciones.

¿Os imagináis a Napoleón por el campo de batalla corriendo a su bola, mientras que su ejército lo hace en dirección opuesta?

Pues esto ocurre en muchas ocasiones en las reuniones a las que asiste más de un responsable de una constructora, aunque pertenezcan a la misma línea en diferentes puestos jerárquicos.

Y una vez más, es un fallo de la dirección de la empresa por no organizarse a tiempo, o no haberse involucrado en los temas o sencillamente, falla la comunicación.

Las consecuencias suelen ser desastrosas para la empresa constructora.

Lo mismo ocurre, cuando por el motivo que sea, hay responsables cuyo objetivo personal, prima sobre el colectivo. es decir, cuando ellos prefieren ceder demasiado con el cliente, dejando al resto del equipo en mal lugar.

Si lo anterior obedece a una estrategia, lo suyo es que el equipo entero trabaje esa estrategia desde el principio.

En caso contrario, se puede considerar que ese equipo no tiene estrategia, y sin ésta no se gana ‘la guerra’.

Volviendo al ejemplo de Napoleón, y tras sufrir muchas bajas en su ejército, si él aparece en el campo de batalla y su primera acción es conceder al enemigo todo por lo que su ejército ha luchado, muchos se han dejado incluso la vida por el camino,… ¿Cómo crees que se sentirían los soldados que han sobrevivido? ¿En siguientes batallas expondrían su vida si ya no creen en la causa, ni en su líder?

Lo más probable es que se sientan utilizados.. y está claro que como recursos humanos que son en algún momento pudiera llegar a darse esto, pero si es a la primera de cambio, la historia cambia.

Una vez más esto es falta de LIDERAZGO.

Un ejército ganador, además de estrategia y orden jerárquico, cuenta con un líder a quien seguir.

 

10. Compromiso real, por parte de la Dirección de la empresa, en materia de Seguridad y Salud.

Son muchas las constructoras que realmente están comprometidas con este tema, cada día más.

Y este tema no es sólo cumplir con la burocracia, y tener un departamento de Prevención de Riesgos Laborales (interno o externo).

Se trata realmente de ejercer una labor de prevención, Afortunadamente, no he tenido en mis obras ningún accidente, salvo leve o incidentes. Entre otros motivos, ha sido gracias a una verdadera labor de Prevención y de su seguimiento continuo.

Más allá de la redacción de Plan de Seguridad y Salud, y más allá del informe que redacta el departamento de PRL.

En ciertas ocasiones, ese informe está más enfocado a señalar posibles responsables, si en un futuro las situaciones de riesgo detectadas, derivan en un accidente, que en una verdadera labor de Prevención.

Estos informes deben ser analizados con mucho rigor por parte de la dirección de la empresa, si es que no lo son ya,  incluso ser tratados con el responsable de la obra, detectando posibles lagunas en la política de la empresa que pudieran estar afectando a la Seguridad en la Obra, o lagunas achacables al equipo de obra, que también pudiera ser.

Alguien me dirá que cualquier constructora quiere Seguridad en su Obra y que ya pone en obra todo lo necesario para que esto sea así, pero también muchas otras veces:

– Se intenta economizar en instalaciones provisionales o en su mantenimiento.

– En la compra o alquiler de determinados medios, materiales, usados en seguridad. aunque para ser honestos este es el gasto menos discutido en las obras, afortunadamente.

– De hecho, se contratan empresas especializadas en la implantación de la seguridad, aunque a veces se quiere ahorrar en el tiempo que están en obra.

– Finalmente, en algunas ocasiones, el Recurso Preventivo de la obra se pretende que sea cualquier otro trabajador cuyas funciones, realmente le impiden ejercer la labor de vigilancia que este Recurso debe realizar sobre la Seguridad de la obra.

– Tampoco hay una recompensa para el trabajador que accede a firmar esta labor además de sus otras funciones, pese a la gran responsabilidad que asume.

– En muchas, no hay personal en obra o procedimiento implantado para revisar la documentación de las empresas y trabajadores antes de acceder a la obra, no siendo suficiente realizar este control a la hora de abonar la factura.

– Y en época de crisis, el personal encargado de la limpieza, más allá de la retirada de escombros de cada tajo, es en ocasiones escaso.

Creo que en materia de Seguridad y Salud  las empresas constructoras, en su mayoría, están bastante involucradas y no escatiman en gastos. Y que la dirección de la empresa además de exigir, debe hacer una inmersión muy profunda para mejorarla en sus obras.

En la infografía siguiente se tienen en cuenta los 10 Errores Graves de una Constructora que hemos analizado, y que ahora ya sabemos que tenemos que evitar y cuáles son los motivos para ello.
Completo listado de los 10 errores graves de una constructora.

Los 10 Errores Graves de una constructora completo

¿Echas en falta algún Error más?¿Has sufrido alguno de estos errores y te gustaría compartir tu experiencia?